CULTURA IMPROVISADA A SU ALCANCE

  • Ultimas Noticias

    5.03.2012

    Hugh Laurie pone fin al Dr. House,


    house-tirita
    House se acaba. Fin a una serie que ha llegado a tener 8 temporadas con un total de 177 episodios y con más de 81,8 millones de seguidores en todo el mundo, concretamente en 66 países; la serie más popular del mundo según el libro Guinness de los records de 2012. Vamos a echar de menos al doctor más irreverente y particular de la televisión, interpretado por el fantástico Hugh Laurie, imagen de L’Oréal Men Expert.
    Siempre hay la posibilidad de volverla a ver del tirón con toda la colección de DVD, mientras, nosotros recordamos cinco detalles que no vamos a olvidar.

    La mejor presentación en público

    Hace ya ocho años de la presentación en público que para muchos no se olvida. En el episodio tres de la primera temporada, un primerizo doctor House en pantalla comenzaba a verse obligado a pasar consulta pese a ser una de sus opciones más odiadas dentro del hospital, a lo que Cuddy siempre sabía cómo esquivarle para que finalmente cumpliese su turno. House se presentó muy bien ante los pacientes:
    No se apuren, la mayoría de sus casos los resolvería hasta un mono con un frasco de analgésicos. Por cierto, si se ponen pesados verán que echo mano de esto (saca un frasco del bolsillo). Es Vicodina, es mía y no les doy… No tengo problemas para soportar el dolor, tengo problemas CON el dolor. Espero no equivocarme con ustedes, ¡a veces vengo con un pedo…! Que levante la mano quien se venga conmigo… ¿Y quién espera a alguno de los otros dos? (todos levantan la mano). Bueno vale… Estoy en la consulta número uno…
    Por momentos así, House molaba.

    Su habilidad con las mujeres

    House Cuddy
    House cuenta con el atractivo del hombre difícil, satírico y nunca amable ni cumplidor. Pese a un carácter difícil al final siempre ha despertado el interés de algunas mujeres hacia él, en especial Allison Cameron, interpretada por Jennifer Morrison. La tensión no resuelta hacia su equipo era mayor cuando se trataba hacia un personaje femenino, como la denominada Trece, la Dra. Remy Hadley, interpretada por Olivia Wilde. Incluso la ex mujer de su mejor amigo, Sam Carr, no queda al margen de este atractivo. Capítulo al margen merece Lisa Cuddy, interpretada por Lisa Edelstein, de quien House está locamente enamorado y por quien hace todo tipo de locuras.

    Su amistad con Wilson

    Por muy cascarrabias y cínico de la vida que House pueda ser al final Gregory House es un gran amigo, de los que merece la pena tener cerca. Lo mismo al revés, ya que James Wilson, interpretado por Robert Sean Leonard, se suele encontrar al lado del médico en cualquier momento en que éste le necesita. Ambos son sus respectivos puntos de apoyo, dos personajes creados en la serie para complementarse cual pareja. Con sus discusiones, con sus aciertos y fallos, con las constantes peleas y constantes bromas. Una sólida amistad

    La lengua bífida de House

    House lengua
    Lo mejor de la serie se encuentra en el guión que construye el personaje de House. Por más o menos que nos guste la medicina, al final la popularización de la serie ha venido dada por un humor y una personalidad tan particular que nos ha dejado grandes frases que todos nos gustaría decir alguna vez en nuestra vida pero que por educación y por comportarnos de forma política hemos evitado. Algunas de estas perlas:
    Hablando con una enana:
    House: ¿Su marido era fetichista o se enamoró de las largas piernas de su alma?
    Wilson: Estoy ocupado en estos momentos.
    House: Se está muriendo?
    Wilson: Si.
    House: En los próximos 10 minutos?
    Wilson: Lamentablemente no.
    Foreman: ¿Por qué me pinchas tanto?
    House: Es mi estilo. ¿Ha ido a más?
    Foreman: Sí, me parece…
    House: Pues eso descarta el racismo, ayer eras igual de negro.
    Georgia: Noto más los colores y la música. En verdad escucho la música. Tengo 82 años y debería jugar canasta con las otras ancianas, pero ahora, cuando veo a un hombre con un buen culo no puedo dejar de mirarlo.
    House: ¿Y usted piensa que admirar bonitos culos es señal de enfermedad?
    House: Tiene un parásito.
    Paciente: ¿Como la solitaria, o algo así? ¿Puede quitármelo?
    House: Hasta dentro de un mes sí. Después, es ilegal. Bueno, en un par de estados no.
    Paciente: ¿Ilegal?
    House: Tranquila. Es uno de esos que sale a los nueve meses. Muchas mujeres se encariñan con estos parásitos. Les ponen nombres, les compran ropita y los llevan al parque a jugar con otros parásitos. Mire, tiene sus ojos.

    La medicina para dos públicos

    House-MD
    Series de médicos hay tantas que solo son superadas por las de policías o las comedias absurdas. Al final, House consiguió defender una propuesta distinta a las habituales series de medicina que si bien todas tienen el mismo contexto, pocas se muestran interesadas por él. La mayoría se centran en las relaciones como punto fácil para sostener la trama y dejan los casos en un segundo plano, algo que también ocurre en House, pero de una forma mejor tratada puesto que sé de amigos médicos que lograron aficionarse a esta serie disfrutando de cada capítulo al igual que yo, que suelo rechazar este tipo de temáticas. Un buen guión para disfrutar por parte de dos tipos de público.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Deja tu Comentario: